Teléfono: (6) 8 81 11 27
Celular: 314 682 83 77
Dirección: Cra 23 # 52-81 - Manizales
Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Carro de compra

Carro vacío

"El muelle un peligroso juego sexual entre adolescentes

Se puso de moda inicialmente entre los adolescentes colombianos hace varios meses y poco a poco se fue extendiendo a otros países de América Latina, sobre todo a Argentina. Se trata de la denominada "ruleta sexual" o "muelle", un peligroso juego cuya reglas son simples: las jóvenes se ponen en círculo y bailan al son de la música hasta que los hombres comienzan a penetrar a las chicas, muchas de ellas menores de edad. Se hace durante un tiempo fijado y, después, pasa a la siguiente joven. Pierde el que antes eyacula.

Este entretenimiento se ha convertido en una bomba de relojería, por cuanto se dispara el riesgo de embarazados indeseados y de sufrir enfermedades de transmisión sexual, como sífilis, hepatitis o sida, ya que no siempre se utiliza preservativo. Además, las chicas que participan de este juego cada vez que pasan de un hombre a otro entran en contacto con cualquier posible enfermedad que pudiera haber "dejado" la joven anterior.

Según parece, está práctica de riesgo, cuyos primeros casos se habrían dado en la ciudad colombiana de Medellín, ha llegado a España y, según recoge el diario La Vanguardia, la Policía tiene constancia de ello, aunque no se trata aún de algo muy extendido. En cualquier caso, y tratándose de relaciones entre menores y consentidas, no ha habido denuncias hasta ahora.




Como usar un Vibrador en Pareja

Como usar un Vibrador en Pareja

 

Hay mil maneras de usar un vibrador en pareja, y mil más de usar un vibrador sin pareja.

No hay reglas, no hay manual, no hay pasos a seguir. Como siempre que hablamos de sexo, cada uno se conoce mejor que nadie y sabe lo que le gusta a sí mismo o misma y a su pareja. Pero de todos modos, si temes no saber por dónde empezar, te recomiendo que lo primero que hagas, es dejar a mano tu vibrador (lavado con agua y jabón) y el lubricante a base de agua.

No hay un momento durante la relación sexual para usarlo. Hay parejas a las que les gusta besarse e inmediatamente empezar a jugar con él, otras prefieren usarlo justo antes de la penetración o coito, y otras deciden alcanzar el orgasmo con su ayuda.

Puedes empezar con caricias y besos apasionados, y utilizar el vibrador a la intensidad mínima para acariciar y masajear el cuello y la espalda de tu pareja. Esto destensará su musculatura y preparará el cuerpo para el placer.

En las zonas erógenas o partes del cuerpo que sepas que a tu acompañante le resultan especialmente placentera la estimulación, puedes recrearte un poco más, y subir ligeramente la intensidad de la vibración, o cambiar el modo de vibración. Por ejemplo, muchos vibradores tienen un modo de intensidad intermitente, y éste puede ser muy divertido en ingles, muslos o glúteos.

Es preferible ir lento e ir incrementando poco a poco la intensidad en zonas poco sensibles, y dejar para más adelante la estimulación directa de genitales. Clítoris, vagina, pene, testículos y ano son zonas muy sensibles, y si nos estamos excitados, no resulta especialmente agradable la estimulación de la vibración (y puede provocarnos cosquillas más que placer).

Acompaña las vibraciones del juguete erótico de tus caricias, o de lo que os guste o excite. La vibración será un "extra", no necesariamente un substituto de nada. A medida que la excitación se incrementa, puedes incrementar la intensidad de la vibración, y dedicarte a zonas con más terminaciones nerviosas, como el clítoris o los testículos.

La vibración en los genitales masculinos no siempre resulta tan excitante como en el cuerpo de la mujer, son zonas del cuerpo extremadamente sensibles y una vibración demasiado intensa molesta más que otra cosa. Más vale empezar con una vibración suave, e ir preguntado al chico si le gusta, y si desea que la incrementemos. No pienses que durante las relaciones sexuales si hablas o preguntas se "rompe el clima", porque es más fácil que rompas el clima si te pasas de intensidad en las caricias por no haber preguntado.

Durante la estimulación del cuerpo, no es estrictamente necesario que apliques lubricante en el vibrador, aunque antes de pasar a los genitales o el ano sí será recomendable, especialmente porque ganarás mucho en sensibilidad.

Para estimular el cuerpo con el lubricante, puedes usar un aceite de masaje caliente, por ejemplo. Los hay comestibles, que además del efecto térmico, permitirán que combines las vibraciones, el calor, besos, lamidas o incluso mordiscos apasionados.

Como intuyes, no se trata de usar el vibrador solo para la estimulación de la vagina o el clítoris durante el coito. El vibrador es un complemento maravilloso de las relaciones de pareja, que incrementa la sensibilidad del cuerpo de hombres y mujeres. Si te apetece incluirlo en tus relaciones, te recomendamos un modelo con distintos niveles de intensidad, y a ser posible, con distintos modos, así podrás combinarlos según la zona del cuerpo y el grado de excitación que tengas.

Elige también el diseño que más te  guste. Hay parejas heterosexuales que se inclinan por los modelos  que se alejen al máximo de las tradicionales formas fálicas, y así el vibrador no tiene nada que ver con un pene, siendo perfecto para el masaje del cuerpo. También dispones de masajeadores  que son perfectos para el cuerpo y la estimulación de la zona púbica de hombre y mujer, aunque no suelen permitir la penetración en el interior de la vagina o el ano.

En cualquier caso, cada día son más las parejas de todas las edades, que incluyen éstos juguetes, así como lubricantes de sabores o aceites de masaje, y que permiten que cada encuentro sexual sea un poquito más especial.

¿Dónde está el Punto G?

¿Dónde está el Punto G?

 

 

No hay Reunión Tuppersex de SENSATEX ADULTOS en la que no se comente o nos hagan la pregunta ¿ Dónde está el Punto G? Y no somos nosotras las que siempre lo explicamos, habitualmente se lo explican una a la otra, o el uno al otro. Es una cosa que se sabe... o se sabe a medias. De todas formas y para que no queden dudas, les  indicamos, en nuestra opinión, dónde está el Punto G.

Si nos fijamos bien, la estimulación del Punto G se consigue al introducir un dedo o un vibrador unos 5 centímetros en la vagina y estimular la parte superior mediante suaves golpecitos. Estaremos acariciando el clítoris desde el interior, porque el clítoris no es solo esa porción que asoma entre los labios de la vagina, sino que sus terminaciones nerviosas o raíces siguen en el interior del cuerpo de la mujer y se extienden a través de la entrada de la vagina.